Lu Ma Mi Ju Vi Do
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 

Ajuntament d'Aín

Historia

La clara vinculación humana a estas tierras desde tiempos inmemoriales queda reflejada en las numerosas muestras de: la Edad de Bronce, la Etapa Ibérica y la Época Árabe, de máximo esplendor para la Sierra, de la que se conservan importantes restos etnológicos, de toponimia y arquitectónicos(castillos, torreones, sistemas de riego, trazados urbanos,...).

El origen del municipio de Aín es claramente Musulmán, como lo indica su nombre (fuente en árabe) y trama urbana. Anteriormente a la fundación del municipio, existieron asentamientos musulmanes, como la del Ben-Alí, pequeña elevación próxima al Barranco de la Caridad y a la Fuente del mismo nombre, donde vivían, al amparo del Castillo, unas cuantas familias de labradores. Este importante asentamiento morisco, ha sido bien documentado y excavado a lo largo de varias campañas, las cuales han proporcionado una gran información sobre los poblados morisco, de gran importancia en la Edad Media y Moderna en toda la Sierra de Espadán, son las Excavaciones Arqueológicas de 1981 y 1982, con la dirección de K. Butzer y M. Gil Alcatraz, en la página web de la Consellería de Cultura, www.cult.gva.se hay más información, como también en el libro de K. Butzer, "Second Preliminary reporte", The Benialí research project. Sierra de Espadán, Spain, Chicago. Aquí adjunto parte de este trabajo, Aín, historia breve de una comunidad.

El Castillo fue conquistado a los sarracenos en 1238 por las tropas de Jaime I, la población continuó siendo musulmana, conservando su forma de vida y tradiciones hasta principios del S. XVI, cuando se les impuso el bautizo bajo pena de muerte o destierro. A partir de aquí, tuvo lugar una tenaz resistencia de grandes contingentes de moriscos que, declarados en rebeldía y, amparándose en el refugio natural de las escarpadas montañas, libraron sangrantes batallas saldadas con miles de muertos, hasta que el año 1609 fueran sometidos y exialiados definitivamente. Frente a este período de esplendor, la etapa posterior a la expulsión de los moriscos, hasta bien entrado el siglo XVIII, se caracterizó por una fuerte depresión económica, demográfica y agrícola.

CARTA PUEBLA

Con el objeto de evitar rebeliones en Espadán, poblada en su totalidad de sarracenos, dispuestos a la insurrección y al combate, Jaime I , el 29 de mayo de 1242 otorga la Carta Puebla en esta zona agreste.

Este documento literario es importantísimo en la medida en que su contenido implicaba la creación del "Cadiazgo" de Eslida, con jurisdicción sobre otros cinco pueblos: "Ayn", Veo, “Senguier” (Jinquer), “Palmas” y “Zuela” (Suera), y los convertía así en un pequeño Reino Taifa. Este documento originalmente escrito en Latín dice: “Esta es la Carta de Gracia y Seguridad otorgada por Jaime I por la G. de D. Rey de Aragón, Mallorca y Valencia, Conde de Barcelona y Urgell y Sr. De Montispensulari (Montellier) a toda la población de Sarracenos que habitan en Eslida, Aín, Veo, Senguier, Palmas y Zuela, que se redujeron a servidumbre y fueron a parar vasallos suyos. Así les concede:

1º.- Que posean sus casas y posesiones en todos los términos con todos los límites, entradas y salidas, en regadío y secano, arados y no arados y todos sus huertos y plantaciones, y exploten sus aguas como fue costumbre en tiempo de los sarracenos, y las dividan y distribuyan según entre ellos fue costumbre en tiempo de los paganos, y no tiren a los cristianos ni a cualquiera otro de otra religión por causa de habitar en sus términos o territorio sin voluntad de los mismos.

2º.- Ni nadie se oponga a los pastos de los mismos o al ganado, y estén a salvo y seguros de sus personas y cosas, y puedan ir por todos los términos para tratar sus negocios sin oposición de los cristianos; ni que los Alcaydes de los castillos ni sus gentes les impongan los tributos de leña, bestias y agua, ni otra servidumbre de los castillos, ni obren contra el derecho en sus casas, ni en las vides, árboles y frutos, ni prohíban practicar en las mezquitas o hacer oración en aquellos días de ornamento y en sus fiestas y otros días, sino que obren según su Ley y puedan enseñar los libros del Coran y todos los libros de Alá, su Ley y Alcpci como pertenecientes a sus mezquitas. Y los Alcaydes juzguen sus causas según el poder de aquel sarraceno que estará en Eslida, para efecto de casación de particiones y compraventa y todas las otras causas, según Ley de ellos.

3º.- Los sarracenos que quisieran irse de allí, pueden vender sus heredades y casas a los sarracenos que habitan allí mismo, y los agentes no se oponen. Ni por esto, que los sarracenos que habitan allí hagan oposición al Alcayde del castillo y estén seguros en las personas y cosas, y familia e hijos al ir por mar y por tierra; y no hagan fraude sobre sus heredades, excepto del diezmo del trigo, maíz, cebada, mijo, lino y legumbres.

4º.- Los diezmos se pagan en la Era, y dan la mol del horno al hornero en aquella parte que solían dar en los tiempo de los paganos.

5º.- Y cuando quisieran pueden ir a ver a sus parientes donde estuvieran; y los muertos sean enterrados en sus cementerios sin oposición; ni que sean despedidos.

6º.- Y “Calonies” (garantías) sean dadas según su Ley y no den otra hortaliza, a saber: de cepas, calabazas ni otros frutos de la tierra a no ser los supradichos.

7º.- De sus árboles y frutos y parras no dan el diezmo, pero dan el diezmo de las vides y dan asimismo de los ganados, según lo que acostumbra.

8º.- Y los cristianos no sean hospedados en sus casas y heredades salvo que, los sarracenos lo quisieran. Y los cristianos no vayan contra los sarracenos a no ser por mediación del sarraceno que represente la Ley. Y los sarracenos de tales castillos recuperen sus heredades donde estuvieran antes, excepto los de Valencia y Borriana.

9º.- Y de las colmenas y de las cosas pertenecientes a las bestias no se dé nada a no ser el que predice. Y si un sarraceno muriere, su sucesor herede su heredad. Y los sarracenos que quisieran juntarse fuera de la Villa puedan hacerlo sin oposición del Alcayde y servidumbre.

10º.- Y aquellos de Eslida, Ayn, etc.. están exentos durante un año de todas estas cosas a partir del día en que el Sr. Rey otorgó esta Carta. Y acabado el año, se servirán como está establecido más arriba. Y el Sr. Rey recibe a los mismos bajo su dominio y protección.

11º.- Dado a Artana el 29 de mayo del año del Señor en 1.242. Testigos de esta Carta: El Maestro del Templo, Maestro del Hospital, Guillermo de Entenza; Eximio de Focio, Eximio de Pedro, comendador de Alcañiz, Hermano Garcés. Firmado, Jaime I por la Gracia de Dios. Rey de Aragón, Mallorca y Valencia, Conde de Barcelona y Urgell y Señor de Montispensularí, que loamos y concedemos todo lo que se ha dicho como arriba se contiene. Yo , Guillermo, escribano del Sr. Rey, por mandato suyo, lo trascribo el día y año prefijado” (Archivo General del Reino de Valencia, Libro 1º de alienación del Real Patrimonio. Folio 238, colección de documentos, Tomo 18, ps. 55-58).

MEDIO SOCIAL Y ECONÓMICO

Tradicionalmente la economía de Aín se ha caracterizado por una agricultura de subsistencia. Históricamente, la adustez de estas tierras y su escarpada orografía, ha dejado escaso terreno a los regadíos, predominando los cultivos de secano, conquistados a base de esforzados bancales, donde predomina un extremo minifundismo.

L'EscaletaOlivo   

Los cultivos de regadío ocupan sobretodo los valles y terrenos donde las tierras son más llanas, predominando el cultivo de hortalizas y diversos frutales entre los que destaca el cerezo. Los cultivos de secano, olivo y almendro, y un cada vez más regresivo algarrobo, continúan ocupando las zonas más abruptas. Se trata de una agricultura tradicionalmente orientada al consumo familiar y a la autosuficiencia, derivándose una mínima proporción hacia los mercados locales.

AlmendrosParra       

Como vestigios históricos de esta autosuficiencia ha quedado atrás el cultivo de la vid, el maíz, el trigo y la cebada, o unas modestas pero significativas industrias familiares relacionadas con: el esparto, la fabricación de bastones y mangos para herramientas, la elaboración de vino o carbón vegetal, hecho en las carboneras, aprovechando la madera de carrascas y alcornoques o el denso matorral de la montaña. CepaCarbonera  

También destacaron en su tiempo: - Los 5 Molinos Hidráulicos de harina más los Molinos de aceite y vino. - Una pequeña y singular industria minera de Baritina. - Las "Caleras" donde hacían la cal que después junto con tierra, utilizaban para construir las casas y para encalar las fachadas. - Y las Neveras o pozos de nieve que algunas fueron utilizadas hasta principios del siglo XX, como un importante recurso económico.

Calera

Nevera del Pinar del Retor

Actualmente la intervención del hombre en la montaña se reduce a la extracción del corcho en la época estival.

Sacando CorchoSacando Corcho

Hay que destacar también, la extinguida trashumancia de ganado ovino de Teruel. Aín, así como la mayor parte de los pueblos integrantes del Parque Natural, refleja claramente la vertiente negativa de la dualidad litoral-interior que caracteriza la geografía valenciana: una demografía cada vez más escasa y envejecida, un estancamiento económico, caracterizado por una agricultura tradicional en vía de extinción, y una fuerte dependencia de los flujos de población estacionales.

ARTESANÍA

- El vino se elabora en bodegas particulares, para consumo propio.

Botellas de vinoBodega de Toni                   

- Producción artesanal de Aceite Virgen de Oliva. Casi tota la aceituna se lleva a la almazara de Artana.

Olivas

- Las almendras y cerezas se recogen y se venden.

Cerezas

- Apicultura: miel, cirios,... aún quedan algunas colmenas por el término.

Colmenes

TRADICIONES

BANDAS DE MÚSICA DE AÍN

A principios del siglo XX, el pueblo de Aín fue capaz de formar una banda. Vicent Montoliu Marco, de la legendaria familia de los "Dolçainers de Tales" fue el fundador y primer Maestro de Música, pero falleció muy joven. Después, serían Maestros de la Música Ricardo Gil y David Marco. A mediados de los años veinte la formación musical estaba consolidada, y duró hasta la Guerra Civil. En la posguerra, y por iniciativa de Eduardo Sorribes Salvador y Ricardo Piquer Ballester entre otros, se reorganizó la banda con antiguos componentes, que a principios de los años cincuenta ya contaba con jóvenes músicos que aseguraban la continuidad. Pese a ello, a finales de los cincuenta empezó la emigración de los jóvenes. La banda pues, al encontrarse falta de jóvenes y no poder completar la instrumentación mínima desapareció a primeros de los años sesenta.

Banda de Música

MÚSICA POPULAR

La música popular arraigada con el sentir del pueblo, estaba formada principalmente por: Jotas, Seguidillas y Fandangos de ritmo parecido, con diferencias fundamentales en la entonación y los temas. Y "Les Albades", canciones para ser cantadas antes del alba. Los cantores mientras paseaban por las calles, iban juntándose. Se cantaba sobretodo en Navidad.

Los que cantaban las Jotas improvisaban sobre la marcha, así las letras de las canciones llegaban a ser muy picantes y groseras, es muy conocida "La Jota del Tío Mascarello".

Las Seguidillas podían estar en boca de los jóvenes, referidas al deseo por la persona amada o en búsqueda de buenos jóvenes.

Las letras de las canciones podían estar en valenciano, castellano, o mezclado, debido a la proximidad del castellano. Los temas muy variados, estaban dedicados a jóvenes, a ciudades próximas, a las fiestas, a trabajos o a costumbres, como ir a por agua a la fuente, lavar en el "llavador", etc.

Portal desarrollado con Drupal